Scribblenauts. La pluma es más poderosa que la espada.

Seamos sinceros, allá en la década de los 90, los videojuegos desbancaron a la televisión como la explicación favorita de todo el mundo para explicar la inquietante evolución de una juventud cada vez más pasiva y menos entusiasmada. Padres por todo el mundo se preguntaban cómo sus hijos  en vez de jugar a la pelota por las calles, como hacían ellos antaño, se quedaban prostrados ante una pantalla durante horas y horas observando un mensaje confuso y violento que, por supuesto, les sorbía el cerebro hasta dejarlo hecho un trapo.
¡Y entonces llegó el siglo 21 y los videojuegos para todos! Padres y medios confesaron sentirse confusos ante la explosiva popularidad de este nuevo entretenimiento que a pesar de las extensas pruebas científicas no había transformado a una generación entera en zombis hiperviolentos e hiperpasivos con circuitos directamente anclados al hueco que había dejado su desechado corazón. Y al poco aparecieron los videojuegos para todos, también conocidos como juegos para personas impresionables, dividiendo a la sociedad en tres grupos con distintas opiniones al respecto.
Por un lado centenares de parejas jóvenes ansiosas por tener en sus manos una consola que ha demostrado ser guay (a diferencia de aquellas que se jugaban a oscuras en sótanos para no atraer a los granjeros con las antorchas) porque les permite hacer lo que siempre han deseado: el ridículo con sus amigos. ¡Pum! Exitazo de ventas, miles de unidades pasan directamente de manos del vendedor a manos del comprador y a la media hora terminan acumulando polvo en algún armario, cajón o estantería.
Por otro lado miles de adolescentes embriagados con dignidad asaltan el extremo opuesto del espectro, considerando que la potencia de su consola y la belleza de los gráficos es directamente proporcional al tamaño de su verga, mientras, las inteligentes compañías sirven a este grupo de videojugadores con un “shooter” genérico tras otro al mismo tiempo que chocan las manos entre ellos y se llenan los bolsillos de pasta.
Finalmente está el tercer grupo, formado exclusivamente por mí, que piensa que ambos grupos deberían ser enterrados en cuevas forradas con plomo a 200 kilómetros bajo tierra y alimentados diariamente a base de cabezas de pescado y pezuñas de vaca. No, no hay dieta vegetariana.

Scribble4Montado en esa ola de juegos pintorescos aunque terriblemente vacios de contenido está el videojuego que ya llamó la atención durante el pasado E3. Scribblenauts destacó por ser un juego curioso e innovador que basaba su jugabilidad en el hecho de que todo lo que escribieras apareció como un objeto en el juego con el que el protagonista podía interactuar. Podías, por ejemplo, escribir “máquina del tiempo” para crear una máquina que una vez activada te llevaba al pasado o al futuro. De esta manera cada puzle podía resolverse de formas infinitas; el protagonista podía cortar el tronco de un árbol llamando a un guardabosques, creando un castor, usando una maquina cosechadora o incluso llamando un tiranosaurio para derribarlo y esas son solo 4 de la multitud de posibilidades que ofrece Scribblenauts al jugador.

Los juegos en los que puedes ser un ente todopoderoso siempre han existido, Sim City, por ejemplo. Pero Scribblenauts avanza un paso más permitiendo al jugador usar su imaginación para resolver los puzles “a su manera” y así lo demuestra el slogan del juego. “Escribe cualquier cosa. Resuélvelo todo”
Pura mentira, pienso yo, porque un programa informático está limitado mientras que la imaginación humana es infinita (ahora mismo me estoy imaginando a un orangután verde con sierras mecánicas en vez de brazos, por ejemplo) y por ello me propuse ver hasta Scribb5donde llegaban las posibilidades de Scribblenauts.
Tengo que decir que quedé gratamente satisfecho. Poder crear no un Dios, sino varios, hacerlos pelear, matarlos con agujeros negros u otro tipo de herramientas le da a la frase “Deux ex machina” un significado totalmente distinto. De hecho, para el pequeño mundo de Maxwell (el protagonista) la Nintendo Ds es el creador de su universo ¡Y con un lápiz táctil nada menos!

Claro que no todo es gratuita diversión en el mundo políticamente correcto que vivimos, no sólo la ética, existen poderes por encima, como la presión moral y aún más poderoso, el omnipresente Copyright, al que ya he venerado anteriormente. En Scribblenauts tenemos que superar un tutorial para aprender a controlar nuestros nuevos poderes divinos de creación y destrucción  y al poco de darte en el juego la posibilidad de crear te castran con una larga lista de cosas que no puedes hacer. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad……¡Y no te metas con el dinero!

Scribble3

En fin, Scribblenauts es un proyecto innovador de la compañía 5thCell que entretiene alrededor de la media hora que tardas en cansarte de probar cosas y encima para eso no tienes ni que salir del menú principal del juego. Aunque no lo he probado extensamente, tanto la modalidad de puzles del juego en los que tienes que resolver una serie de problemas (como darle de comer a unos animales o bajar un gato de un árbol), como la de acción en la que tienes que abrirte paso hasta la estrella cansan al poco tiempo. Sin embargo lo que más me molesta de Scribblenauts es que no se puedan solucionar todos los acertijos usando osos pardos. ¡Si un juego me pide que recoja la basura, ¿Qué más da que se la coma un oso?! Aunque quizá tuvo que ver con que después acabara con todas las personas del lugar…..

ScribbleBear

PS: ¿Lo habéis oído? Stephenie Meyer pretende entocharnos sus bodrios pre-Crepu. ¿¡Es que esa sádica nunca nos va a dejar en paz?!

Anuncios

~ por Korthal en septiembre 26, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: