Un pirata, un corrupto y un idiota llegan a un bar…

Ayer un amplio porcentaje de europeos participaron en las elecciones que decidieron nuestros representantes en el Parlamento. Siendo importante como es he procurado observar el proceso, más con curiosidad científica que con interés, manteniendo una distancia mínima, armándome con todo el equipo de seguridad necesario y pinchando el tema con un palo puntiagudo esterilizado desde detrás de una mampara protectora siempre con el miedo a una inminente explosión radioactiva que me pudiera transformar en un engendro desfigurado(o en un hombre con súper poderes).  Cuando uno se mete en temas de política no suele salir completamente ileso, siempre hay alguien que defiende a capa y espada su postura y al final la conversación suele terminar en empate técnico sin que ninguna de las partes haya aprendido nada ni variado su postura un ápice; esto es algo que nunca entenderé.

AutoridadesPolitica
Cuando la gente habla de partidos políticos, como cuando habla de equipos de futbol(o incluso de videoconsolas), es capaz de llegar a extremos insospechados, en ocasiones hasta a las manos para defender el partido o equipo o asociación con el que han enlazado su ego. Seamos sinceros, todos deberíamos tener un punto de vista personal e intransferible, ¿cuál es la posibilidad de que ese punto de vista concuerde exactamente con cualquiera de los partidos políticos actuales? Con nuestro voto le damos nuestra confianza al partido que más nos conviene, no es nuestro pasaporte para entrar en un muy selecto club ideológico en el que nos darán camisetas, chapitas y pegatinas para el coche que tengan escrito “Yo soy miembro”.

El problema viene cuando los propios políticos comprenden esto y lo utilizan en sus estrategias comunicativas haciendo aparecer las políticas que de ahora en adelante llamaremos “Políticas del Y tú más”  basadas exclusivamente en defenderse de un problema político recordándole al otro partido otro problema mayor que tuvo en el pasado. Políticos, alcaldes, concejales, verlos corromperse y salir en las noticias acusados de hurto mayor a estas alturas dudo que le sorprenda a nadie. Lo que, por lo menos a mí,  me sigue sorprendiendo es la forma que tienen de afrontar este tipo de escándalos. Es lógico que otros partidos les señalen con el dedo y les llamen la atención por aquello de haber robado grandes sumas de dinero, lo que es nada lógico es la contestación que suelen dar que suelen ser cosas como:
– “Les recuerdo que ustedes hicieron lo mismo hace 10 años”
-“¿Cómo pueden acusarnos de corruptos si con ustedes llego la corrupción a este país?”PACMANewlogo
-“¡Haya hecho lo que haya hecho, ustedes lo han hecho más!”
-“Rebota, rebota y en tu culo explota”
Ante este panorama pretenden que les tomemos en serio cuando, yo por lo menos, sólo soy capaz de echarme las manos a la cabeza y desesperarme intensa y profundamente.

En un principio no pretendía comentar este tema al ser la política de todo menos inspiradora, pero el otro día volviendo de la facultad, a la entrada del metro me dieron unos folletos de partidos políticos que como poco me resultaron curiosos y como mucho hicieron que parte de mi cerebro escapara de mi cráneo gritando basta.
Ya he tratado anteriormente el tema del vegetarianismo por aquí, así que no voy a volver sobre lo mismo a pesar de que grupos como PACMA (y les voy a poner un link porque soy así de bueno) se empeñen en repetir constantemente los mismos pretextos una y otra y otra y otra vez hasta el extremo de darme dolor de cabeza sólo de pensarlo. ¿Acaso alguien se imagina a este partido antitaurino pidiendo la voz en el Parlamento Europeo para pedir que deje de experimentarse con animales o que desmantelen los zoológicos? Ya me lo imagino:
“Señores y señoras, la crisis económica, el paro, la inmigración, los avances científicos y todo eso está muy bien. Pero nosotros pedimos que se inviertan grandes sumas de dinero para desmantelar y prohibir zoológicos, granjas peleteras, granjas ganaderas y plazas de toros a la vez que se estimula la plantación, distribución y consumición de estas magnificas verduras.” Inconcebible.
El otro folleto que recogí era de uno de esos partidos prototípicos para estudiantes de universidad que aspiran a ser el nuevo Ernesto Guevara a la cabeza de la revolución estudiantil en contra de los malvados conglomerados económicos que tanto, tanto mal nos hacen, véase Bolonia, o cualquier otro ejemplo. Izquierda Anticapitalista se hace llamar el grupo, que ya de primeras tiene su enjundia que un partido pueda consolidarse como “anti” algo siendo ya de primeras no sólo un partido que no aporta su propia esencia al plantel, sino que se apone directamente otra cosa, que , digo yo, si no te gusta algo, aspiras a otra cosa, no a lo contrario, ¿no? Por si eso fuera poco, el folleto intenta llamar la atención con un mensaje fuerte y enérgico en forma de pregunta: “¿Apostarías por la expropiación del sector energético para luchar contra el cambio climático? ¡Con “cambio climático” en negrita, para que sepamos donde está el punto fuerte del mensaje y por lo tanto exige una respuesta tan efusiva e intensa como esa!

Pues no.
(Nunca un mensaje tan entusiasmado se ha derribado con tan poco, me quito el sombrero, Izquierda AnticaPooooosipitalista)

En fin, que hay partidos de todos los gustos y colores, y eso está bien. Hay partidos de derechas y de izquierdas, ecologistas, feministas, nacionalistas, conservadores (en mayor o menor grado), mayoritarios o minoritarios, en la variedad está el punto fuerte de la democracia y aunque muchos de ellos fracasen en cosas tan principales como el nombre (como el del dibujo de la derecha que me hizo reír una tarde entera) o el slogan o el icono, que cada cual deposite su confianza en el que más le interese. Por mi parte yo he creado mi propio grupo de corte Marxista, inspirado en las enseñanzas de Groucho Marx y esa magnífica frase suya: “”Jamás aceptaría pertenecer a un club que admitiera como miembro a alguien como yo.” Tengo hasta un poster de mi partido unipersonal que muestra mi interés por ser únicamente condicionado por mis propias ideas que guardaré para mi mismo o en ocasiones usaré como arma arrojadiza.

Teden

También tengo interés por no interesarme por lo que piensen los demás……..desinteresadamente.

Anuncios

~ por Korthal en junio 8, 2009.

Una respuesta to “Un pirata, un corrupto y un idiota llegan a un bar…”

  1. tio, te había puesto un testamento, pero no se ha enviado… así q me limitaré a decir q
    votaré a T.E.D.E.N. en las generales. xD!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: